domingo, 15 de mayo de 2011

LOS JUEGOS TRADICIONALES

Ya no se ven niños jugando en la calle a los juegos tradicionales, no hay canicas, ni chapas, ni gomas, ni combas.
Por eso creo que puede ser una buena idea hacer un repaso a los más populares y transmitírselos a nuestros hijos. Hoy os pondré unos cuantos y otro día os dejaré más.Vamos ha empezar con la rayuela.
Rayuela:
Sólo hace falta un espacio en el que se pueda pintar con tiza y una piedra.Se dibuja un diagrama como el de la foto. Se numeran empezando de abajo hacia arriba. El semicírculo puede llamarse cielo o dejarlo sin nombre ni número.Un niño se sitúa al pie del número 1 y lanza una piedra para que caiga en ese cuadrado. A la pata coja tiene que saltar hasta la casilla número dos y seguir desplazándose así por cada una. En los rectángulos se apoya a la vez un pie en cada casilla. El cielo es la casilla de descanso, al llegar se apoyan los dos pies y de un salto se da la vuelta, para repetir el recorrido en el sentido contrario. Al finalizar cada vuelta se vuelve a lanzar la piedra a la siguiente casilla, que es la que no se puede pisar.Si la piedra toca las líneas, no entra en la casilla que toca, el niño apoya los dos pies cuando debe ir a la pata coja o  pisa las líneas, pierde turno y le toca a otro jugador.Gana el que consigue llevar primero la piedra hasta el cielo.


Canicas:
Existen muchos tipos y diseños de canicas. Las más clásicas son de 
vidrio transparente con un adorno de color en su interior. También
hay muchas maneras de jugar a las canicas, pero el resultado suele ser siempre el mismo: el ganador se queda con las canicas que sus rivales pusieron en juego.
El agujerose hace un agujero en el suelo, se tira por turnos           intentando entrar en él. El jugador que consigue introducir la bola
se queda con las canicas que estén a menos de un palmo de distancia del agujero. Los jugadores podrán optar también por alejar a sus oponentes tirando contra ellos.

El círculo: se dibuja un círculo de aproximada mente medio metro de diámetro y dentro de él se colocan las canicas apostadas. También se dibuja una línea alejada del círculo. El primer tiro será hacia dicha línea. Quien quede más cerca tendrá la primera tirada hacia el círculo. Los jugadores por turnos trataran de sacar las canicas del círculo para quedarse con ellas. Quien saca alguna canica podrá seguir tirando hasta que falle y si el jugador queda dentro del círculo podrá seguir tirando desde ahí hasta que al tirar salga de él. El juego no termina hasta que todas las canicas han sido sacadas del círculo.
El trompo:
Para jugar se debe enrollar la cuerda al trompo, para luego lanzarlo al suelo intentando bailarlo.Estos son distintos trucos para jugar y entretenerse:
1- Que se mantenga por más tiempo dormido el trompo en el suelo.

2- Bailarlo en el suelo y levantarlo con la mano, manteniéndolo el mayor tiempo girando en la mano.
3- Colocar un trompo dentro de un círculo marcado en el suelo y realizar el juego en
grupo, para que gane quien haga más marcas al trompo del círculo.
4- Colocar una moneda en el centro del círculo marcado en el suelo, el jugador que logre
sacar la moneda gana.
La comba:
 Es uno de los juegos infantiles que nunca pasará de moda. Es cierto que desde siempre se ha asociado a las niñas, pero es un juego al que también pueden jugar los niños.


Básicamente consiste en hacer pasar una cuerda por debajo de los pies y por encima de la cabeza alternativamente, a la vez que se salta. Puede jugar una persona sola, o bien tres, con dos cogiendo la cuerda mientras otra salta.  Mientras se salta a la comba se cantan canciones. Si alguien pierde el ritmo saltando y toca la cuerda, cede su lugar y sustituye a los que estaban cogiendo la comba. Hay formas de aumentar la dificultad del juego: haciendo que la comba se mueva más rápido, saltando a la pata coja o girando sobre sí a la vez que se salta.Entre las canciones que se cantaban por entonces al saltar la cuerda nos encontramos ‘Al Pasar la Barca’. La letra de la canción dice así:
AL PASAR LA BARCA
Al pasar la barca, 

me dijo el barquero
las niñas bonitas 

no pagan dinero. 


Yo no soy bonita, 

ni lo quiero ser
tome usted los cuartos 

y a pasarlo bien.


Al volver la barca, 

me volvió a decir


las niñas bonitas, 

no pagan aquí.
Yo no soy bonita, 

ni lo quiero ser
las niñas bonitas 

se echan a perder.


Como soy tan fea, 

yo le pagaré,¡Arriba la barca 

de Santa Isabel!

1 comentario:

  1. Mil gracias por tan buena explicación sobre la Rayuela que en mi país, Perú, le llamamos "Mundo".

    Sonia

    ResponderEliminar

Hola, si has llegado hasta aquí espero que sea por que te ha gustado lo que has visto. Gracias por visitarme y por dejar un comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...