jueves, 25 de agosto de 2011

HABITACIONES JUVENILES



A partir de los diez años, nuestros hijos necesitan una habitación donde además de jugar y dormir, también puedan estudiar y reunirse con sus amigos.
Despejar el centro de la habitación es muy aconsejable, por lo que el mobiliario debe adosarse a las paredes. El resto de los muebles, si los hay, debería ser móvil (cajoneras con ruedas, por ejemplo) o ligero como cestos o pufs que pueden apartarse fácilmente cuando sea necesario.
Si hay que poner dos camas, las literas y las camas-nido son muy prácticas. Las primeras son recomendables en habitaciones con techos altos, pero pueden llegar a ser agobiantes para el que duerme debajo. Para evitarlo se pueden colocar en forma de L, con lo que además se gana espacio debajo de la cama para poner armarios, cajones o una zona de estudio.
La cama nido es ideal para habitaciones pequeñas, pues se dispone de dos camas en el espacio de una. Eso sí, hay que dejar libre un espacio de 90cm. como mínimo para poder extraer la cama de abajo.
S i se opta por poner dos camas individuales, lo mejor es colocarlas en forma de L, pegadas a la pared.
Cuando dos niños comparten la misma habitación, una buena idea es crear una separación visual para que cada uno tenga su propio espacio. Para ello podemos decorar la habitación con dos colores distintos que delimiten las zonas. Colocar dos pequeñas baldas o estanterías cerca de cada cama, en vez de una librería grande, también ayuda a crear espacios más personales.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, si has llegado hasta aquí espero que sea por que te ha gustado lo que has visto. Gracias por visitarme y por dejar un comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...